Sobre el éxito.

Lo más común es pensar que éxito es dinero y fama. 

Yo lo pensaba hasta hace muy poquito. Pero me he dado cuenta de que no son sinónimos. Pueden estar relacionados para algunas personas, pero para otros, pueden no tener nada que ver.

Hoy me ha pasado una cosa, muy pequeña, que me ha hecho reflexionar sobre e ello y me gustaría compartirla. A ver si me explico. 

Ya te conté en otro artículo que desde la pandemia empecé a salir a correr más a menudo. No lo hago a diario porque para mí, entrenar fuerza es más importante. 

Bueno, que me lío. 

El caso es que hoy he salido a correr por mi playa favorita. Es la Playa de San Juan, dentro del municipio alicantino. Después de un fin de semana agotador, en el que mi cuerpo no parecía acompañarme, me he levantado repleta de energía hacia las 9 (¡he descansado un montón!), y a la hora, me he abrochado las zapatillas y he salido hacia la playa.

Ha hecho una mañana estupenda. Especialmente para correr. El sol no pegaba muy fuerte y la brisa aliviaba el sudor cuando aparecía. 

Mientras miraba el mar con las montañas en el horizonte, con el sonido de las olas rompiendo.. he tenido un pequeño momento revelador. 

He recordado cuánto deseaba de pequeña tener esta pequeña rutina. Me imaginaba que de mayor, correría por esta playa antes de ir a trabajar. Era un anhelo. No sé decirte por qué, pero para la Ana de 10 años, esa rutina era un sueño ideal.

Esta mañana, el mar me lo ha traído a la mente. He pensado “Wow, ¡si lo estoy cumpliendo!”. 

Y ahí, en ese breve instante, me he sentido tremendamente exitosa. Contenta. Plena. No necesitaba nada más. Simplemente disfrutar ese momento. 

Correr por esta playa es relativamente nuevo para mí. He estado viviendo en otras ciudades y pensaba que no volvería a instalarme aquí hasta dentro de unos años. Además, el running era una asignatura pendiente por lo compleja que me parecía.

Desde el inicio de la pandemia he estado tomando decisiones inesperadas. Quizá en base al miedo, quizá en Nada esto estaba dentro del plan. Empresas, metrópolis, trabajo… esa era la idea.

Gracias a estos imprevistos, ahora, 20 años después de esas ensoñaciones infantiles sin fundamento, las estoy cumpliendo. Sin planificarlo.

Y me siento fenomenal. Mucho mejor que cuando había puesto en marcha “el plan”.

Lo que me lleva a redefinir y concretar mi concepto de éxito. 

Para mí, éxito es cuando sientes que has cumplido aquello que imaginas cuando intentas dormir. O cuando cierras los ojos en un momento de respiro y sientes que todo está bien. 

Va de sentir

Éxito es sentir que eres exitoso. Que te mereces todas las bondades que vives. 

Éxito es ser y disfrutar lo que eres. Relamerte. 

Me da cierta pena empezar a ser consciente ahora. En otras épocas, he sido feliz -muy feliz- pero estaba tan ocupada quejándome de mis carencias, que no lo saboreaba. Una actitud victimista y derrotada. 

A partir de ahora, desde hoy, haré el esfuerzo de recordarlo. 

Él éxito se siente, y no depende de la opinión ni visión de nadie más que la tuya. 

No depende de lo que tengas, el trabajo que hagas, el dinero que ganes, ni la gente que te conozca. Ni de la cantidad de amigos que tengas. Depende sólo de cómo te sientas.

 Eso pienso hoy.

¿Qué opinas tú? ¿Qué es para ti el éxito?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s