Comunicación: el mensaje.

Los seres humanos somos la especie más inteligente del planeta -en teoría-, pero no somos adivinos –la gran mayoría. Por esto, es fundamental comunicar a nuestros clientes todos aquellos productos y servicios que ofrecemos, por qué los servimos, cómo y dónde, e incluso quién. Todo se puede transmitir, siempre que se piense el para qué y el cómo.

Sigue leyendo